Los tapones de corcho continúan siendo la causa principal de siniestralidad en el sector del vino

Punto de conflicto habitual entre corcheras y bodegas.
corcho veteado

El tapón de corcho ha sido, desde tiempo inmemorable, el sistema de cierre perfecto para las botellas de vinos, cavas y champagnes. Tanto es así, que a falta de alternativas válidas, el tapón de corcho se utilizó durante décadas en todos los vinos.
El tapón de corcho sigue hoy en día gozando de buena reputación entre la mayoría de bodegueros. No obstante, los problemas que presenta este tipo de tapón son muchos, hasta el punto que han provocado la búsqueda de otras soluciones de mejor calidad.
Si recordamos la definición de Calidad propuesta por Deming (un grado predecible de uniformidad y fiabilidad a bajo costo y adecuado a las necesidades del mercado), es evidente que el tapón de corcho dista mucho de cumplirla. Veamos porque.
Puedes leer (y descargar) el artículo completo publicado en Neovitium nº5.