Sobre el terroir y la mineralidad

En este artículo se exponen una serie de razonamientos científicos que permiten profundizar en las bases agronómicas y fisiológicas de la vid y en las bases fisiológicas de la degustación. Todo ello nos lleva a la conclusión de que el atributo «mineralidad» no se corresponde con ninguna apreciación real originada como consecuencia de la presencia de determinadas sustancias en un vino. Se trata, con toda probabilidad, de una metáfora sinestésica, es decir, la descripción de una sensación con atributos que corresponden a otra percepción.

 

Artículo publicado en la revista ACENOLOGÍA – Núm. 167 | Junio 2018

 
El término terroir se utiliza en el ámbito de la descripción organoléptica de un vino como un hecho singular o diferencial que atribuye a un determinado vino una característica concreta u holística que le hace distinto de otros de su especie. Terroir, palabra de origen francés, nos lleva a territorio, zona, lugar donde se ubica el viñedo, un viñedo en concreto, poseedor de unas características propias. De este modo se habla con frecuencia de los vinos del Priorato por la pizarra que se encuentra como constituyente de los terrenos donde crecen los viñedos, o de la Champaña, por sus suelos marcadamente calizos, o de algunos vinos de Burdeos, por sus terrenos sedimentarios, etc. En los tres casos, además, con sus microclimas particulares. Sigue leyendo

Propuesta de mejora vitícola para la obtención de uva determinada

uvas 2Es necesario iniciar este cambio de paradigma en las bodegas que piensen en clave de futuro.
Entendemos por uva determinada una uva a la que previamente hemos definido unas características de calidad necesarias para la obtención de un determinado tipo de vino. Es decir, un cambio total de paradigma: no vinificamos la uva que nos da la planta sino que guiamos a la planta para que nos produzca la uva deseada.
En general, en muchas zonas vitícolas estamos asistiendo a una elevación del valor de pH, baja de acidez total y aumento de grado alcohólico por desfase con la maduración fenólica.
Estos desajustes, lejos de achacarlos al tan manido cambio climático, deben imputarse a una mala gestión del viñedo en general.

>> Leer artículo completo publicado en Neovitium nº6.

Proyecto para la elaboración de un vino tinto de calidad con bajo contenido alcohólico (II)

IMG_0483El trabajo de investigación para obtener un vino tinto de calidad, de moderado contenido alcohólico natural, avanza correctamente. Vamos por el buen camino. La principal innovación del proyecto consiste en rebajar el alcohol de manera natural y no por medios físicos. La forma de hacerlo consiste en actuar sobre el viñedo, conduciendo su nutrición, de modo que se consigue hacer coincidir en el tiempo la maduración fisiológica (grado y acidez) y la fenólica (color y aroma) En la fotografía, trabajos en la vendimia de este año en la bodega experimental en el Baix Penedès.
Información relacionada, aquí.

Proyecto para la elaboración de un vino tinto de calidad con bajo contenido alcohólico

IMG_0496Estoy inmerso en la dirección de un proyecto apasionante que persigue la elaboración de un vino tinto de calidad con bajo contenido alcohólico. Las fotografías muestran parcialmente la bodega piloto. Este vino, a diferencia de todos los pocos que hay en el mercado, no se obtiene rebajando el alcohol por medios físicos, sino de manera natural actuando sobre el viñedo, conduciendo su nutrición de modo que se consigue hacer coincidir en el tiempo la maduración fisiológica (grado y acidez) y la fenólica (color y aroma). Sigue leyendo

Menos alcohol, más aroma. Preparándose para el cambio climático

pneu336

La nieve cubre el terreno de las viñas andorranas Borda Sabaté en pleno invierno. Fotografía utilizada para ilustrar el artículo de La Vanguardia. Fuente: Borda Sabaté.

Días atrás leí un interesante artículo publicado en La Vanguardia. Sobre su contenido, considero interesante reflexionar.
Siempre se ha considerado que la altura máxima para cultivar la vid con éxito no podía superar los 1000 metros sobre el nivel del mar. Cierto, por cuanto a mayor altura, la temperatura media anual es menor. La temperatura influye notablemente sobre el desarrollo de la planta, concretamente sobre sus estados fenológicos. Si observamos un aumento progresivo de la temperatura, es lógico decantarse por plantar viñas a mayor altura, por lo tanto, zonas más frescas. Ahora bien, planteo la siguiente reflexión: ¿sólo por esto vamos a desplazar nuestros viñedos? Sigue leyendo