Sobre el terroir y la mineralidad

08El término “terroir” se utiliza en el ámbito de la descripción organoléptica de un vino como un hecho singular o diferencial que atribuye a un determinado vino una característica concreta u holística que le hace distinto de otros de su especie. Terroir, de origen francés, nos lleva a territorio, zona, lugar en donde se ubica el viñedo, un viñedo en concreto, poseedor de unas características muy propias. De este modo, se habla con frecuencia de los vinos del Priorato por la pizarra que se encuentra como constituyente de los terrenos donde crecen los viñedos, o de la Champagne, por sus suelos marcadamente calizos, o de algunos vinos de Burdeos, por sus terrenos sedimentarios, etc. En los tres casos, además, sus microclimas particulares. Sigue leyendo

¿Satisfecho con el 99,8% de las botellas que salen de su bodega con cero defectos?

53b0cd1d45190_565_319!Usted está perdiendo dinero, imagen y liderazgo
¿Qué significa el 0,2% restante para usted? ¿Qué repercusión tiene para su negocio? ¿Cómo afecta a sus intereses? Tal vez lo verá más claro si cuantificamos este porcentaje en cifras absolutas: por cada millón de botellas que su bodega produce, 6210 tienen, al menos, un defecto.
La cifra otorga un nuevo significado al porcentaje y muestra la dimensión real del problema: su bodega está perdiendo dinero, imagen y liderazgo.
Ante esta realidad, ¿Sigue sintiéndose satisfecho? ¿Se conformará cuando es reversible y además está a su alcance hacerlo?
Acceda al artículo completo en formato PDF: Neovitum nº8

Herramientas sensométricas para la validación de un panel profesional de catadores de vino

Publicado en ACE – revista de enología científica y profesional.
Por definición, el catador experto es la persona que actúa como juez en la evaluación de las características sensoriales de un producto determinado. Basa sus decisiones en su experiencia, entrenamiento y una serie de datos de tipo analítico, como es, la composición físico-química de los vinos. Dicha evaluación, aporta conocimiento acerca de la calidad final del producto, de su tipicidad y de su aceptación hedónica. Aunque estos datos son útiles, únicamente aportan información sobre la naturaleza del estímulo que percibe el consumidor, pero no sobre la sensación que éste experimenta al consumirlo. La evaluación sensorial puede proporcionar este tipo de información, convirtiéndose en una herramienta muy útil, tanto para los enólogos como para otros departamentos de la bodega, como pueden ser, marketing, producción, viticultura, control de calidad, I+D y desarrollo de nuevos productos.
En el caso particular del vino, sólo la evaluación sensorial permite medir y valorar el grado de placer obtenido en el momento de su consumo. Tanto el viticultor como el enólogo, no tienen otros métodos más efectivos para controlar la calidad de su trabajo. Dentro de la evaluación sensorial existen multitud de pruebas diferentes en función del objetivo buscado.
Puede acceder al artículo completo en formato PDF: Neovitium nº9

Propuesta de mejora vitícola para la obtención de uva determinada

uvas 2Es necesario iniciar este cambio de paradigma en las bodegas que piensen en clave de futuro.
Entendemos por uva determinada una uva a la que previamente hemos definido unas características de calidad necesarias para la obtención de un determinado tipo de vino. Es decir, un cambio total de paradigma: no vinificamos la uva que nos da la planta sino que guiamos a la planta para que nos produzca la uva deseada.
En general, en muchas zonas vitícolas estamos asistiendo a una elevación del valor de pH, baja de acidez total y aumento de grado alcohólico por desfase con la maduración fenólica.
Estos desajustes, lejos de achacarlos al tan manido cambio climático, deben imputarse a una mala gestión del viñedo en general.

>> Leer artículo completo publicado en Neovitium nº6.